martes, 16 de marzo de 2010

Mareos + Emoción

Yo: adiós Adrián
Matías: ¿dijiste algo?
Yo: ah… no nada

Debía mantener mi promesa, la promesa que le hice a Adrián…
Sonaba tan estúpida al decir eso y al ni siquiera conocerlo pero estaba muy confundida, tenía las emociones y los sentimientos encontrados. Y como siempre la típica razón que le doy a todas mis locuras, fantasías y sueños inalcanzables… la culpa la tienen “las hormonas”.

¡Malditas hormonas! Ustedes son las culpables de mi trastorno mental, de mis cambios psicológicos y de mi adolescencia precoz. Los estúpidos cambios hormonales se adelantaron porque según Estef y Mati, yo estoy loca desde que nací. Pensándolo bien les doy las gracias al estrógeno y al progestágeno, por ellas estoy así, por ellas me obsesioné con Crepúsculo… gracias a ellas ahora mi vida tiene un sentido, porque todo gira en torno a él, por ellas lo conocí y supe que era el elegido, el dueño de mi corazón y el amor de mi vida, mi preciosísimo y perfecto vampiro.

Matías: ¿Qué haces con mi celular?

Olvidé por completo que lo tenía en las manos, borré la llamada y rápidamente ideé una escusa

Yo: ah nada… solo leía tus mensajes
Matías: que chismosa que eres Lu, pero no te preocupes que no tengo ninguna admiradora, salvo tú
Yo: yayaya no delires Mati, que solo me puse a leerlos porque me estaba aburriendo al esperarte
Matías: jajaja seguro

Le entregué el celular de mala gana y me senté para seguir observando las gotas que recorrían por el embase de café

Yo: ¿qué hora es?
Matías: mmm son las 12:43 ya casi la 1p.m
Yo: que rápido se pasa el tiempo

Eso es completamente falso, en mi realidad el tiempo se pasaba lentísimo, los días son eternos, cada minuto que corre en el reloj es un minuto de angustia…

Aunque puedo esperarte amado mío por segundos, horas y días… se me haría imposible esperarte siglos, eternidades y décadas. Tú sabes que mi idea es no morir, no moriré porque me convertirás en una de tu especie, en una vampira inmortal, pero tienes que recordar que los humanos tenemos que morir algún día, así que no te demores mucho, no te tardes porque la espera se me está haciendo algo larga.

Ojalá estés escuchando mis pensamientos amor mío, siempre te hablo a través de mi mente pero quizás soy como Bella… y no me la puedes leer.
Pobre de ti mi amor, se te debe hacer tan difícil encontrarme… pero pronto me encontrarás, tengamos fe.

Matías: ¿Lu? de nuevo estás mareada, mejor te llevo a tu casa
Yo: ¿me dijiste algo?
Matías: te voy a llevar a tu casa, pareces cansada, estás toda distraída… vámonos antes de que empeores y tu papá lo note
Yo: ¡pero me siento bien! solo me puse a pensar en algunas tonterías
Matías: ya Lu… no seas terca
Yo: no soy una niña, me puedo cuidar sola
Matías: Lu… no insistas
Yo: ¡o es mi padre o eres tú!

Me levanté de la mesa y salí sola del café caminando apresurada sin mirar atrás

Matías: ¡Lu!
Yo: ¿¡que pasa!?
Matías: espérame

Dejé de caminar, esperándolo

Yo: lo siento, es que todos me tratan como si fuera una niña… eso me está matando en especial mi padre y tú
Matías: te tratamos así porque te queremos
Yo: está bien no lo voy a discutir, mejor hay que apresurarnos… tenías razón debo de estar enferma, siento que todo me da vueltas, estoy algo mareada

Me comenzó a doler la cabeza muy fuerte, nunca me había sentido tan mal.
Lo único que quería hacer en estos momentos era descansar y dormir hasta despertarme junto a mi Edward.

Matías: Lu… vamos agárrate de mi hombro, le diré a tu padre que te lleve a un doctor te ves pésima, estás tan pálida

Ya quisiera estar pálida… amaría estarlo y en un tiempo lo iba a estar, al encontrarme con mi amado y cumplir nuestro destino.

Matías: Lu, llegamos… ven te ayudo a entrar

Me sostuvo de la cintura, sujetando cada vez más mi cuerpo hacia el de él

Yo: Mati yo puedo sola, no es necesario

Terca como siempre… lo soy y lo admito

Solté a Mati y todo me comenzó a dar vueltas, no podía ni mantenerme en pié fue entonces cuando me tropecé
Me sostuvo rápidamente… pero se detuvo manteniéndonos cara a cara.
Aunque mi vista estaba algo nublada lograba ver esos asombrosos ojos azules tan cerca de mí, como su mirada me contemplaba maravillado… y cada segundo se acercaba más, ahora sentía su respiración, el par de ojos azules tan cerca que por poco y me cegaban y sobre todo esos labios rosados y acorazonados a milímetros de rozar contra los míos, pero reaccioné.

Yo: no Mati, no lo hagas por favor
Matías: pero Lu…

Me llené de fuerzas, me puse en pié y comencé a correr entrando a mi casa.

Christian: ¿hija todo bien?
Yo: sí, solo necesito descansar

Subí las escaleras, me lavé la cara, fui hacia mi cuarto donde cerré la puerta con llave y me tiré sobre mi cama entre lágrimas. El dolor se hacía cada vez más agudo y se convertía en algo insoportable

TOC TOC

Yo: no estoy para nadie
Matías: Lu… soy yo, sé que no me vas a abrir, solo… nada más te quiero decir que lo siento mucho, no te imaginas cuánto lo siento. No quiero perder tu amistad, es lo último que deseo, espero que me perdones te juro no sé si sobreviviré hasta mañana, no puedo vivir sabiendo que estás así conmigo pero… ya mañana te llamaré para ver como sigues, ojalá me respondas. Te quiero muchísimo y mejórate

No… no te vayas, te necesito en estos momentos Mati, eres mi mejor amigo, mi Jacob. Pero ahora si no te tengo a ti y tampoco a mi Edward. ¿Quién me va a apoyar justo ahorita?
Ahora más que nunca deseo tanto tenerte aquí vampirito escurridizo, ven a mi lado mi amor… siento tanto dolor en el corazón, en el alma, en el cuerpo y en la mente, que me pasa… ayúdame a sentirme mejor, te necesito.

Yo: ¡aaaaaaaajjj de nuevo el viento molestando mis mañanas!

Me levanté de la cama bostezando y sobándome los ojos dirigiéndome hacia la ventana para poder cerrarla.
Era increíble recordar lo terrible que me sentí ayer, ni siquiera almorcé, únicamente dormí desde la 1pm hasta las 10 am de hoy… Y claro después de todo lo que dormí, ahora me sentía muy bien.

Yo: ahora sí, seguiré durmiendo ya que no hay viento

Me volteé para echarme sobre mi cama pero vi a Matías, a Estef y a un chico increíblemente apuesto, me dieron unas ganas de desmayarme al verlo (obviamente no tan apuesto como mi Edward, nadie se compara a él… no hay hombre que pueda llegar a su nivel de perfección), los tres parados al costado de mi cama mirándome sonrientes

¿Acaso seguía con fiebre? Seguro que sí, estas alucinaciones estúpidas me mantendrían loca el resto de mi vida.

Matías: ¿Lu?
Yo: shh trato de dormir
Estefanía: jajaja vamos Lu

Abrí los ojos asustada, me levanté de la cama colorada como un tomate y miré a mi alrededor… Mati, Estef y el chico lindo, alto, de los ojos más bellos que había visto en toda mi corta vida, superaba a los de Estef y a los de Mati.
Con una sonrisa tan tierna, su cabello tan perfecto, esos rulos castaños con reflejos rubios y algo cobrizos como el cabello de mi Edward (era un pecado a mi fidelidad compararlo pero tenía que decirlo de una u otra manera) y por supuesto que podía notar que era todo un deportista al solo mirar su cuerpo.

Traté de controlarme, me paré frente a ellos y respiré profundamente para mantener calmados mis nervios y así evitar decir algo extremadamente estúpido o hasta posiblemente que no logren salir las palabras de mi boca.

Yo: vaya sorpresa…
Estefanía: jajaja, así es Lu. Lamento venir sin avisar antes que tenía compañía, pero me encontré con Matías y su primo Adrián en el camino

Este era el famoso Adrián, su irresistible voz era totalmente incomparable con lo que tenía frente a mis ojos, este chico sí que era muy, pero muy lindo. No había pensado así de un chico desde hace… mucho tiempo, creo que desde que era una niña… Porque últimamente no me interesaban los chicos, digamos que mis preferencias ahora solo eran los vampiros… pero sobre todo uno en especial y el único dueño de mi corazón

Estefanía: así que los traje conmigo ¿no te molesta verdad?
Yo: jajaja para nada Estef, no me haría daño algo de compañía
Estefanía: ¡entonces genial!

Yo mantenía la mirada fija en Estef, no quería ni voltear a ver a Adrián porque me iba a poner toda boba.
Estef se quedó mirando a Mati con una expresión rara, como si estuviera esperando algo

Matías: ahh sii lo siento, lo olvidé por completo, veamos cómo se hace esto…
Adrián: aay primo jajaja yo lo puedo hacer solo

Se acercó a mí, mirándome a los ojos… esos ojos, ¡dios son perfectos! Son mas verdes que los de la gata de mi profesora de Matemáticas, más verdes que las hojas que caen de los árboles en los inviernos de Reelth, más verdes que la misma esperanza… eran asombrosos y se me agotan las palabras para decir lo lindos que son.

No puedo describir la sensación, pero me sentí emocionada, alegre, estúpida y tan nerviosa que hasta tenía miedo de respirar

Adrián: Hola soy Adrián el primo de Matías y tú debes de ser Luciana, ¿con la que hablé ayer verdad?
Yo: sí, la misma
Adrián: ayer no te oías enferma… es decir no te oías tan pésima jajaja
Yo: ¿que acaso ahora me oigo “tan” pésima?
Adrián: no… no quise decir eso, vaya… lo siento jaja siempre tengo que malograr la primera impresión
Yo: jajaja descuida, sé a qué te refieres… y porsiacaso no arruinaste la primera impresión, en lo absoluto

Eso es totalmente absurdo… no arruinó su primera impresión en ningún aspecto, es tan lindo, tierno, hermoso, divertido, awww indescriptible, mmm pero olvídalo Lu… él es humano y no es Edward, simplemente no es para ti.

lunes, 8 de marzo de 2010

La LLamada

Matías se me quedó mirando y eso me desconcentró, hizo que me aleje de mis fantasías, mis penas, mi dolor, mis sueños y lo más adorado que tengo en esta vida el “pensar e imaginar a mi Edward”

Matías: ¿perfectos?
Yo: olvídalo
Matías: vamos Lu, dime
Yo: no me vas a entender, son cosas de chicas
Matías: cosas de chicas dices

Rió y se me quedó mirando

Yo: oye Mati ¿que tanto me miras?

Se puso tenso al preguntarle aquello

Yo: ¿pasa algo?
Matías: no… nada
Yo: ¿estás seguro? De la nada te pusiste rarísimo
Matías: jajaja para nada, toma tu café… creo que el frío te está afectando
Yo: te conozco

Mati se puso colorado, bajó la vista e instantáneamente cambio el tema de conversación

Matías: te ves muy bien de verde
Yo: gracias jajaja, eso sonó raro
Matías: tienes razón jajaja. Lo siento no sé qué me pasa, estoy algo dormido
Yo: como no lo vas a estar si no tomas tu café
Matías: es que está muy caliente, mira pruébalo tú misma

Me reí mientras agarraba su café

Yo: ¡esto está hirviendo!, toma del mío
Matías: no te preocupes jaja está bien así
Yo: vamos Mati, ¿acaso necesitas que te lo dé yo misma?

Tomé mi café, me paré y me puse a su costado

Yo: ya Mati abre la boca
Matías: ¿Qué?
Yo: que abras la boca pues
Matías: jajaja ok y luego me dices loco a mí

Tomé el sorbete del café y se lo metí a la boca

Yo: listo y meter un sorbete en tu boca es una locura ¿no?
Matías: jajaja meter un sorbete en mi boca no es una locura, la loca eres tú
Yo: simularé que no dijiste nada jajaja, pero ¿qué opinas de mi café?
Matías: muchísimo mejor
Yo: te lo dije soy una experta

Cogí el café y de casualidad toqué sus manos

Matías: ¡estás helada!

Anhelaría tanto estarlo en verdad, helada como mi Edward. Ser una vampira, una bebedora de sangre, una criatura preciosa, un ser perfecto, magnífico y codiciado por mí. Un chupasangre, en palabras exactas, una Cullen.

Yo: no estoy helada, jajaa ya quisiera estarlo
Matías: estás completamente loca, siéntate a mi lado, acá está caliente… ya te dije que no quiero que tu papá me mate. Así que si estornudas, toses o te sientes mal y él se entera… asegúrate de llevar flores a mi funeral
Yo: jajaja no quiero que mueras, te extrañaría demasiado. Solo por eso te haré caso
Matías: jajaja que linda eres

Me cambié de sitio, me senté a su costado, recostándome en su espalda tomando mi café mientras me reía de los chistes que hacía Mati

Florencia: ¡Hola Estef! Pensé que no ibas a venir hoy
Estefanía: cómo no iba a venir, el día está genial para venir por un café

Mati y yo volteamos sorprendidos al escuchar el nombre de “Estef”.

Estefanía: ¿qué hacen ustedes aquí sin mí y tan juntos?

Era Estef, mi mejor amiga, la chica delgada, de estatura promedio, cabello ondulado y negro, la de tez blanca y de unos ojos grises preciosos. Con una mirada que a simple vista impactaba.
Desde que vine a Reelth me llevé perfecto con ella, pues dicen que a veces con quien menos crees que tienes algo en común, termina siendo tú alma gemela, pero eso no sucedió con Estef. Yo desde que la vi, supe que teníamos mucho en común y así fue, tenemos tanto en común que hasta al hablar de muchachos coincidimos… sobre todo al referirnos al dios de la perfección, mi único y perdido amor, Edward Cullen.

Yo: jajaja ¡Estef! Te iba a llamar pero Mati me sacó de la casa apresurada

Se acercó, nos saludó y tomó una silla sentándose con nosotros

Estefanía: y de cuando acá ¿Matías te rapta?
Matías: jajaja desde que desapareces
Estefanía: lo siento es que he estado ayudando a mi mamá con lo del cumpleaños de mi abuela
Yo: ¿y porque no estás ahí?
Estefanía: se nota que me extrañan… lo digo por ti Lu, yo se que Matías no me extrañaría nunca
Matías: claro que te extrañamos jajaja
Estefanía: vaya sarcasmo… bueno chicos creo que voy a seguir ayudando a mi mamá, mi abuela llega en una hora.

Se paró de la meza tomando su café

Estefanía: Ah, Matías creo que deberías prender tu celular… te he estado llamando como tres veces y no me contestas
Matías: qué raro, igual gracias por avisar

Estef se despidió de Mati y luego se acercó hacia mí

Estefanía: Lu, mas tarde voy a tu casa ¡y me cuentas todo!
Yo: jajaja Estef no alucines
Estefanía: jajaja te llamaré yo entonces. Nos vemos luego

Estef salió del café y nos dejó a Mati y a mí solos

Matías: espérame un ratito que voy al baño
Yo: claro Mati, no te preocupes que no me iré
Matías: jajaja

Se fue al baño mientras yo observaba las gotas que corrían por el embase de café.
Eso me hizo recordar a las gotas de lluvia, las gotas que caían en Forks… el clima perfecto de mi Edward, su hogar....

Vamos Edward, aparece. No me digas que te has resentido, ¿acaso estás celoso de Matías? Por favor mi amor, tú no tienes nada que envidiarle, tu eres perfecto… no hay nadie en el universo que pueda estar a tu nivel, tu eres ideal. Matías es solo un amigo, aparte tu sabes que yo te seré fiel hasta la muerte, hasta nuestro rencuentro, hasta el final. Solo necesito una señal… tan solo te pido eso, una maldita señal.

RING RING

Sonó algo
Mi corazón comenzó a latir con rapidez, la emoción, el furor, la adrenalina se apoderó de mí… Pero no, no era una señal, solo era el celular de Mati que sonaba

¿Contesto? o ¿no contesto?... vamos Lu, anímate.
Cogí el celular y contesté

Yo: ¿aló?
¿?: Hola, ¿disculpa quien habla?
Yo: Luciana, una amiga de Matías ¿y tú eres…?
Adrián: soy Adrián, el primo de Matías… ¿mi primo está por ahí?

Al escuchar su voz me pareció un buen chico, tenía mucho más ganas de conocerlo ahora

Yo: está en el baño, seguro ya regresa
Adrián: ¿me podrías hacer un favor?
Yo: claro, dime
Adrián: dile que me llame urgente, al parecer voy a viajar a Reelth antes… seguro mañana estoy por ahí, jajaja no le digas lo último. ¿Solo dile que me llame si?

Sentí algo muy extraño en mí al escuchar esas palabras, de alguna u otra manera me emocioné al saber que vendría a Reelth antes. Ya quería conocerlo, no podía esperar más

Yo: jaja está bien, ahora le digo
Adrián: gracias, seguro ya nos vemos pronto
Yo: sí, seguro
Adrián: cuídate, adiós
Yo: igual… ¡espera no cuelgues!
Adrián: sigo aquí, dime

¿Qué le puedo decir? Me encanta tu voz, no me cuelgues… o quizás, ¿Qué te parece si salimos cuando vengas a Reelth? Ay no, que estupideces estoy pensando, si le digo alguna de esas dos opciones lo más seguro es que se espante y me cuelgue, así que tenía que pensar algo rápido antes de que suene como estúpida

Adrián: ¿sigues ahí?
Yo: ah sí, disculpa ehh… no nada
Adrián: jaja bueno gracias por todo Luciana, me tengo que ir ahorita. Seguro nos vemos cuando llegue, adiós Luciana
Yo: adiós Adrián

Solo un adiós… ¿o un hasta pronto?, daba igual. Yo no podía emocionarme por más de que el tal Adrián se escuchara tan irresistible por el teléfono, pero es que él no es mi Edward. Este chico si era humano, era normal y eso me molestaba… yo no quería que fuera normal y mucho menos que fuera humano, lo que yo quería es que fuera diferente… un vampiro, un bebedor de sangre, un ser eterno, con rapidez y fuerza extraordinaria, con una piel electrizante y tantas tonterías que se me podrían ocurrir en estos momentos tan solo para excusarme de la idea de que ese tal Matías no es mi Edward. Y así me tengo que mantener, fiel a mi promesa, fiel a mi amor, fiel a mi Edward.


Por fin puedo publicar, el cole me está matando :/ pero como siempre me di un tiempo para escribir… espero que les guste el cap y dentro de estos días publicaré en el otro blog,

http://robstenlife.blogspot.com

Gracias a Shulii por el premio,

http://twilight-edwar.blogspot.com/



¡te adoro!

Y bueno pronto estaré publicando el próximo cap, las quiero a todas, comenten y espero que les guste,

Besos,

PD: ojalá no me dejen muchas tareas para poder publicar pronto (:

lunes, 1 de marzo de 2010

Chicas

Hola a todas!, bueno chicas les cuento que hoy Lunes 1ro de marzo regresé al colegio para mi mala suerte :( y ni se imaginan lo TERRIBLE que están las clases, ya es mi primer día y tengo tarea.

Hoy me desperté a las 6am. para ir al colegio y la noche anterior me había quedado dormida a las 2am., ni se imaginan lo cansada que estoy... me dio sueño a las 7pm ¿se lo imaginan? es demasiado temprano para mi jajaja y bueno mañana siguen las clases... yo quería publicar un cap tenía todas las ganas pero les juro que ni puedo escribir ahora, a las justas puedo abrir los ojos y no sé si mañana pueda publicar pero en cuando tenga tiempo y tenga el ánimo como para poder escribir, lo haré.

Les digo esto para que no piensen que he dejado al blog de lado recien teniendo un par o 3 caps a penas, pero es cuestión de tiempo, cansansio y sobre todo... esto se resume en una causa " EL COLEGIO",
Ojala los "lindos" profesores no me dejen mucha tarea esta primera semana :/...

En fin ya nos vemos en el proximo cap y espero poder publicar durante estos dias,

Un besito a todas y muchas gracias por el apoyo, las quiero muchisisimo

PD: gaby, kata y todas me alegro que estén bien... cuidense y muchos besos para las de chile, las quiero mucho